L-V de 10:00-14:00 y 17:00-20:00
lory@nutriciontuvida.es
Cómo adelgazar y volver a ser tu misma

Cómo adelgazar y volver a ser tu misma

Acabar con el “atracón emocional” 

es más común de lo que podrías pensar, pero tiene sentido.

Vuelve atrás en el tiempo por un momento y recuerda tu niñez, las veces que te sentías feliz, segura y atendida.

Lo más probable es que esos recuerdos incluyan diversas comidas.

Cuando éramos niños, disfrutamos muchas cosas con nuestra familia a la hora de la comida y durante las vacaciones.

Esos recuerdos tan queridos permanecen con nosotros hasta que somos adultos.

Cuando nos sentimos solos, aburridos o tristes, en lugar de acudir a otra persona en busca de apoyo, usualmente buscamos la comida.

Sentido desde el punto científico.Tales comidas, que son consideradas como “comidas de confort”, tienen un alto contenido de grasas y carbohidratos.

La grasa satisface nuestra hambre y los carbohidratos hacen que nuestro cuerpo produzca los químicos que nos hacen sentir bien, conocidos como endorfinas.

El resultado es una sensación de bienestar y relax.

Mientras existen otros mecanismos más peligrosos, usar la comida para aplacar tu dolor emocional puede tener muchas consecuencias negativas: culpa, vergüenza, baja autoestima, obesidad y todos sus efectos secundarios.

Los atracones emocionales también evitan que llegues a la raíz del problema.

Mientras la comida te sostiene en forma temporal, el problema subyacente persiste y seguramente vuelvas a la comida cuando tus emociones flaqueen nuevamente.

Aprender a identificar tus reales necesidades.

Si eres una de los millones de personas que tienden a los desórdenes alimenticios por causas emocionales, aquí está la buena noticia: puedes detener el ciclo y aprender a identificar tus reales necesidades.

Todo lo que se necesita es el deseo de cambiar y un poco de constancia.

La clave para derrotar el atracón emocional es identificar los detonantes que te llevan a abalanzarte sobre la comida. Intenta recordar la última vez que comiste algo en busca de levantar tu ánimo, por ejemplo.

¿Cuál era tu estado emocional?

¿Estabas estresada o triste por algo?

¿Era porque estabas aburrida o sola?

Tal vez estabas enojada y no tenías manera de liberar tu rabia, que rápidamente se convirtió en tristeza y desolación. Las emociones suelen ser confusas, pero siempre tienen un sentido.

Ahora imagina la próxima vez que te sentirás urgida por buscar alivio o refugio en la comida.

¿Qué harás diferente?

En lugar de comer para ponerte mejor, tal vez puedas hablar con un amigo en el cual confíes,

Escribir lo que sientes en un diario personal o simplemente salir a dar una caminata por el vecindario o por un parque cercano.

Si sueles comer por aburrimiento, intenta encontrar algo diferente para ocupar tu tiempo.

Podrías empezar una nueva actividad como un hobby, encarar el voluntariado ayudando personas o animales en tu comunidad, o tal vez hacer un poco de ejercicio.

Trata de evitar actividades que asocies con comer sin pensar, por ejemplo mirar televisión.

Encuentra alguna otra cosa para mantener tu mente más ocupada.

Si la depresión es la causa subyacente, intenta hablar con un médico para discutir opciones de tratamiento.

La depresión puede ser estacional, situacional o perpetua. Un doctor o un terapeuta pueden ayudarte a llegar al centro de tu depresión.

Si un desbalance químico es la causa, una terapia de medicinas naturistas puede obrar maravillas.

Una vez que has entendido la razón que te lleva a buscar comida para reconfortarte, puedes emprender los pasos que te llevarán a cambiar tu  comportamiento.

Así, podrás eliminar calorías innecesarias y comenzar a verte cada vez más esbelta, en forma permanente.

Con esos consejos mantendras tu entusiasmo para adelgazar y volver a tener tu peso ideal.

Establece pequeños hitos

Tomemos como ejemplo que necesitas perder 20 kilos.

 ¡Eso suena desalentador!

La meta podría ser más realizable si la dividimos en pequeños hitos.

Por ejemplo, puedes proponerte la meta de perder medio kilo en una semana. Si te ajustas al plan, podrás ciertamente lograr la meta.

Entonces tendrás solamente 19 hitos más para alcanzar y una sensación de haber cumplido cada meta te acompañará en el resto del trayecto hasta lograr el objetivo final.

Recompénsate a ti mismo a menudo

Los seres humanos tendemos a adorar las recompensas.

Los logros personales pueden ser suficientes para mantener a las personas en marcha, pero muchos de nosotros necesitamos recompensas tangibles para continuar en camino.

Tales recompensas no necesitan ser muy caras, pero sí lo suficientemente motivadoras.

Por ejemplo, imaginemos que has llegado a tu primer hito, o sea has perdido medio kilo en una semana.

Puedes recompensarte con una noche despojada de culpas para jugar videojuegos, alquilar una película que hace tiempo quieres ver o disfrutar de un spa casero con todo tipo de artilugios para sentirte bien.

Hitos especiales, tales como la pérdida de 5 kilos merecerán, por lo tanto, mayores recompensas. Entonces, usa tu creatividad e intenta dibujar en tu mente varias ideas más.

¿Deberías usar comida como una recompensa por la pérdida de peso?

El concepto es muy controversial.

Los expertos advierten acerca de esto, pero algunas personas sometidas a dieta dicen que a ellos les funciona de maravillas.

Lo principal es que debes encontrar un sistema de recompensas que te motive a continuar el camino trazado.

Si eso significa ser indulgente con la comida y permitirte disfrutar de un helado batido con cerezas y chocolate,entonces disfrútalo. Es mucho mejor consumir esas calorías extra que abandonar tu dieta porque te sientes deprimido.

Solo ten cuidado. Si tiendes a comer para reconfortarte, el sabor de ese helado te llevará sin darte cuenta a un “atracón”.

Algunas personas a dieta dicen que les resulta más fácil mantenerse en camino si se recompensan con elementos no comestibles.

Encuentra aquello que te motiva y sé honesta 
¿Por qué quieres adelgazar ?

Muchas de nosotras responderíamos con afirmaciones como “Quiero adelgazar por mi salud”,“quiero adelgazar para entrar en mi ropa”. Esto puede ser cien por ciento real, pero para muchas de los que hacen dieta, esa no es la historia completa.

Debes ser tremendamente honesta contigo misma.

Aún si piensas que la verdad duele, anímate y elabora un inventario personal de todas las razones por las cuales quieres perder peso.

¿Quieres adelgazar y volver a ser tu misma ?¿Quieres verte sexy?

¿Quieres que tus ex parejas se golpeen contra la pared por haberte dejado escapar? ¿Quieres ser capaz de usar estilos de ropa más provocativos?

¿Quieres evitar la gordura de la vejez?

Algunas de estas razones pueden sonar vanas o egoístas, pero muchísimas personas que están a dieta las usan como motivaciones personales para hacer régimen. Si te ayudan a mantenerte en el camino y seguir tu plan de bienestar, no dudes en usarlas.

Sigue un diaro 

Algunos estudios han demostrado que las personas que están a dieta y siguen un diario de alimentación han logrado adelgazar y mantenerse en forma.

Pero puedes usar un diario para seguir atentamente no solo las calorías consumidas.

Comienza escribiendo cómo te sientes, tus estados de ánimo, tus niveles de hambre, así como tus pensamientos sobre tu viaje de pérdida de peso.

Ver todo eso impreso puede ayudarte a identificar situaciones que te llevan a querer comer para solucionarlas.

Un diario puede también ayudarte a descubrir ciertos patrones en tu forma de comer, tales como saltear el desayuno y por lo tanto comer de más en el almuerzo.

Puedes también usar tu diario para planificar tus hitos y tus recompensas. Ver tu próxima recompensa impresa en tinta puede evitarte caer en un inoportuno atracón.

Comparte con otras personas

No hay necesidad de atravesar tu pérdida de peso en soledad.

Millones de personas que quieren adelgazar. Se han formado comunidades, grupos de apoyo  y redes sociales, así como sitios donde puedes acudir y compartir tu problema.

No seas tímida; muchas de estas personas enfrentan las mismas dificultades y luchas que tú.

Anímate y preséntate. Efectúa preguntas a los miembros que hace más tiempo pertenecen a dichas redes.

Comparte con ellos cada pequeña victoria y cada retroceso, así como felicita y conforta a otros a los que les pasa lo mismo.

Puedes encontrar que unirte a mi comunidad te mantiene activa, de buen ánimo y sintiéndote útil, no solo en tu propio caso, sino para beneficio de tus nuevas amigas.

Piensa en ti y en la calidad de vida que te gustaría, ánimo y adelante.


 Acerca de la autora: Hola 🙂 soy Lory asesora de bienestar y nutrición y para mí el Bienestar es un estado físico y mental. Estoy ayudando a decenas de clientes  para que su peso deseado sea una realidad, sin volver a engordar y así disfrutando de la calidad de vida que pueden tener. Si quieres tener más tips acerca de cómo bajar de peso, obtén GRATIS mi libro “Cómo mantenerte en  tu peso ideal facilmente y para  siempre  “

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *